viernes, 12 de marzo de 2010

Loco perdido

Manuel cogió su móvil y se recostó en la cama, a punto de irse a dormir. Tenía un mensaje de Ivonne:

- A veces siento que este mundo está loco perdido. Son esas veces que me encantaría ir a recogerte y que nos fuéramos a algún lugar a tener al menos 10 minutos de jodida realidad, significado, autenticidad o como quieras llamarlo.

Manuel pensó para sí: “¡Qué razón tienes!”

--- Evangelio según tu puta madre

5 comentarios:

Celina Bailón dijo...

Ivonne me suena familiar... mucho.

Y se atreven a decir que estamos locos... y se atreven a pensar que nos insultan. Dios bendiga la locura, pienso, que como las historias, es lo más cercano a la realidad.

Lejano, Viajero... te he de inventar un nombre... Ya te enterarás...

Un fuerte, muy fuerte abrazo.

PD. Suerte la mía por encontrar lugares como este dónde navegar, en libertad.

La amante bipolar dijo...

Y en un mundo de locos haber dos cuerdos enamorados. Un poco contradictorio creo, el amor no suele hacer buenas migas con lo sensato.

La Gata Coqueta dijo...

Aromas de lirios silvestres, y palabras en armonía con los colores de la primavera te acerco, para desearte un agradable fin de semana.

Dando paso dentro de breves horas, a la estación con mayor esplendor de todo el año.

Y la sosegada brisa
del valle que dormía
acerco a tu mejilla
un beso de despedida.

María del Carmen

Elbereth dijo...

Es curioso...esta mañana tuve la suerte --circunstancias personales-- de poder pasear un día de diario por el campo. Esto significa que no hay bucólicos paseantes de fin de semana, ni extraños individuos con motos u otro tipo de motor dando vueltas por los terraplenes...bla, bla,... Sin nadie a la vista, almendros blancos y rosas al lado de olivos verdes... El viento suave, y el sol oliendo.. porque era uno de esos días en los que el sol "huele" al iluminar la tierra... Supusieron algo más de esos diez minutos de los que hablas... De los que creo que hablas...

Un beso.

La Gata Coqueta dijo...

Cuando un poeta canta estamos en sus manos: él es el que sabe despertar en nosotros aquellas fuerzas secretas; sus palabras nos descubren un mundo maravilloso que antes no conocíamos.

Novalis

Un hermoso fin de semana te desea...

María del Carmen