miércoles, 21 de enero de 2009

Raúl

El paisaje se volvió rojo, notó un cálido golpe en su pecho y cayó al suelo. Antes de poder sentir la punzada siquiera, alzó la vista para darse cuenta de que la otra parte del dolor estaba en los labios de una chica y que el rojo de su pelo ondulaba mientras caía al suelo. Raúl se había tropezado.

“Pero, ¿en qué coño estarás pensando? ¡Raúl, que se te va la pinza a otra parte! Todo esto te pasa por pensar en cosas raras…” Mientras Raúl seguía dándole vueltas a la cabeza, la otra chica se había levantado y salía ya a correr hacia adelante. Justo antes de pasar por el lado de Raúl, le echó una mirada traviesa y le sonrió, diciéndole

― ¿Te encuentras bien? ―y en su cara se dibujó media sonrisa y dos brillantes dientes. Echó a correr, dejando a Raúl en el suelo, embobado. Raúl se levantó y pensó en lo que acababa de ocurrir. Rápidamente, se dio la vuelta y vio cómo los rojos cabellos de la chica se escondían a prisa detrás de la esquina, tal y como hace un momento había hecho el ladrón. Raúl se paró un momento, pensó y conectó. Rápidamente, salió corriendo con un “¡Mierda, Raúl, en qué estás pensando!”. 

Pero, al dar la vuelta a la esquina, no había ni chica, ni ladrón, ni señora ni policía. Sólo un perro que lo miraba con la cara de medio lado y dejaba caer su lengua, y un chico con un balón de fútbol. Raúl se rascó la cabeza y se dio la vuelta, se puso bien la mochila, se metió la camiseta por dentro del pantalón y echó a andar hacia su casa, “lo que debería haber hecho desde un principio”.

Quedaban pocos pasos ya para llegar. Subió las escaleras, abrió y se encerró en su cuarto sin ni siquiera saludar a sus compañeros de piso.

En sus ojos se dibujaron otros ojos, y otros labios, rojos como los cabellos que caían.

Lejos, en la ciudad, volvieron a sonar los tambores… o quizás seguía siendo en la cabeza de Raúl.


8 comentarios:

sedemiuqse dijo...

´Vaya con Raul.
Besos y amores
je
hoy esoy baja

Neverknowsbest dijo...

@Esquímedes

Jajajaja, eso digo yo. Vaya con Raúl. ¿Estás baja?¿Quieres decir que estás ternita?

Jummmm, poz un bezazo.

Trenzas dijo...

¡Que bonito cuento soñado o que bonito sueño contado...!
:)
Esto sí que responde a la intención de "a la mañana siguiente" o al rato siguiente, o a como todo se enreda y desenreda para dejarnos "out" y con cara de no saber que nos ha pasado :)
Me ha gustado el detalle del perrito y el niño con el balón, mirando...
Muy bueno...!
Un abrazo bien fuerte

Adolfo Payés dijo...

Hermoso tu escrito es un placer leerte y entregarme a tus lecturas ...

saludos fraternos

Neverknowsbest dijo...

@Trenzas

Jejeje, gracias por tus palabras. La historia no termina aquí. ¿Qué le ocurrirá a Raúl a la mañana siguiente?

Es un misterio, jejeje.

@Adolfo Payés

Gracias, Adolfo, aunque no creo que se pueda entregar uno tanto a éstas como a las tuyas. Un saludo.

cynthia dijo...

Me gustan tus cuentos.. y si es para soñar desear y vivir adelante.. es tan lindo encontrarse con ilusiones anhelos.. y con ganas de cambiar y crecer siempre...
sigamos con Raul.. a ver que nos trae..

cariños... muchos besos.

SilviaE.D. dijo...

Pobre Raúl!! Qué le espera a mañana siguiente?
Sigo ansiosa la continuación de la historia. Me gusta mucho la forma en que relatas quedo enganchada siempre con las historias.
Beso!

Neverknowsbest dijo...

@Cynthia

Y a mí me gusta que sigas soñando con ellos. Después de todo, para eso se entra en este espacio, para soñar.

@Silvia

Gracias, gracias, guapa. Yo también estoy ansioso. No tengo ni idea de qué va a ocurrir.